domingo, 22 de febrero de 2009

Trova

La trova es mi pasion, escuchar cada tema me mueve, cala muy hondo en mi, que decir cuando escucho trova me siento en la nubes, en otra dimension, el placer es tal que quisiera escucharla siempre, pero lo que malogra todo este momento, es la musica no se si decirle musica al regueton-perreo, por que mientras voy en el omnibus escuchando mi trova, al chofer se le da por poner esa musica a todo volumen y me malogra mi momento. Fuera de eso ultimamente en el Peru ha bajado la cantidad de trovadores que viene a dar conciertos. no se por que los trovadores ya no vienen a Lima, en años anteriores los conciertos eran casi mensuales. Por ejemplo hace 2 años fue la ultima vez que vino silvio rodriguez, despues de aquel concierto-al que por cierto no pude ir- no volvio mas, sin embargo, va con frecuencia a Chile. No se porque pero justo ahora que Lima se pone de moda y vienen grandes cantantes a hacer sus presentaciones, como es posible que los trovadores le den la espalda a Lima en su mejor momento. Espero que esta crisis de trovadores se acabe pronto en Lima, porque ya me esta volviendo loco.
Aunque puede que yo me lanze de solista, pero no quisiera hacer dejar mal a los nuestros...

"Amores que matan, Nunka mueren"

1 comentario:

  1. Ahora que lo leo, recuerdo que en una lluviosa tarde de julio, antes de ensayar aquella obra ausente, un par de amigos me mostraron una vieja canción llamada "La era está pariendo un corazón", desde entonces me convertí en fanático del autor, busqué sus discos, sus entrevistas; recuerdo que merodeaba Quilca y aledaños buscando música suya, hasta logré conseguir un disco de sus inéditos y un par de acordes en los que también se incluían entrevistas suyas.

    Luego vino Córtez, Cabral, Serrat, Milanés, Delgadillo, Gieco, Sosa, Auté, Paéz... pero yo siempre preferí a Silvio, lo escuchaba religiosamente, me identificaba con sus canciones, las memorizaba y hasta alguna que otra vez me atreví a recitarlas...

    El tiempo moduló mis gustos musicales y alguna amante perdida me llevó a conocer los placeres producidos por Joplin, Hendrix, Piaf, Morrison, Nirvana, Zeppelin y otros más.

    Fue así como aperturé mis gustos musicales, la buena salasa me sedujo (hablo específicamente de Lavoe, El gran combo, Blades), la música clásica se compenetró en mi espíritu (Einuadi, Tchaycovski, Mozart) y pude disfrutar de aquella sensibilidad que en mi adolescencia no entendía.

    Pero aún así siempre preferí a Silvio, incluso cuando vino y en su único concierto cobró carísimo, aún cuando siguió apoyando aun régimen desfasado históricamente, aún cuando ya no transmita las mismas pasiones que solía transmitirme....

    Aún lo escucho

    Al final de este viaje, es mi disco favorito.

    ResponderEliminar

"Caminante no hay camino, se hace camino al andar..."

"No estoy deacuerdo con tus ideas pero dare la vida para que las puedas expresar"

Se libre expresate: